El Mazapán de Toledo

Estamos ante uno de los dulces más famosos del mundo. Ahora, en Navidad el consumo del mazapán se dispara y es un imprescindible en toda mesa que se precie. No obstante, este rico dulce se consume durante todo el año en Toledo.

Son remotos los orígenes del mazapán y varias sus denominaciones pero vamos a empezar por el principio.



Origen del Mazapán


Se mezclan muchas leyendas y no está muy claro cuál es el verdadero origen del mazapán aunque todos parecen coincidir que se basa en un antiguo postre griego hecho a base de pasta de almendra y miel.


De lo que no hay duda es que la primera referencia que se hace a este dulce es en Toledo en el año 1212. En ese año, reinaba en Castilla Alfonso VIII y las incursiones en el sur del reino que hacían los Almohades provocaron un gran éxodo de personas, abandonando sus tierras y refugiándose en Toledo. La super población unida a la poca producción de materia prima produjo un serio problema de abastecimiento y una gran hambruna en la capital.


La iglesia era uno de los pilares fundamentales de la sociedad, no sólo en lo espiritual, sino en lo terrenal, pues poseían una gran riqueza, numerosas tierras y productos provenientes de éstas.

En aquella época los famosos Cigarrales de Toledo eran tierras de labor, fincas en las que se cultivaban olivos y almendros, entre otras especies locales. Una gran producción de almendras hizo que la iglesia tuviera excedentes de este producto almacenado.

Como solución para la hambruna que tenía sumida a Toledo se decidió en el Convento de San Clemente, utilizar ese stock de almendras, mezclarlo con azúcar, obteniendo así un producto que aportaba una gran fuente de energía calórica y exquisito sabor.



Denominación de Origen, Mazapán de Toledo


Hay diferentes tipos de mazapanes en gran parte de Europa, como Alemania, Italia o Francia. Son los de España los más famosos y con más alcance internacional. En nuestro país tenemos dos denominaciones, el Mazapán de Soto, en La Rioja, y el Mazapán de Toledo, en Castilla La Mancha


No es sólo en Toledo capital donde se elabora este producto, los grandes centros de elaboración se distribuyen por la provincia, en Consuegra, El Carpio de Tajo, Ajofrín, Gálvez y La Mata.


Sólo en la provincia de Toledo se producen al año unas 700 toneladas de mazapán con un valor de más de 7 millones de euros. A rededor del 90% de la producción se destina al mercado interior, destinado el 10% restante a la exportación.



¿Cómo se elabora el Mazapán de Toledo?


Para la elaboración del mazapán es necesario que la materia prima sea de alta calidad para conseguir un mejor resultado.


El mazapán de Toledo se elabora con almendra dulce Marcona, procedente del levante español, azúcar blanca refinada y miel de la Alcarria.


El primer paso sería moler la almendra y el azúcar hasta conseguir una pasta homogénea, sin grumos.


Una vez obtengamos esa pasta, se añade la miel y seguimos mezclando. La masa resultante se deja reposar unos minutos.


A continuación cortamos la masa y damos la forma que más nos guste (caracoles, trompetas, panecillos....).


Pintamos con huevo y horneamos a 180ºC hasta que se veamos que se han dorado las figuras.


.


@sitiosdecastillalamancha









301 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

FELIZ 2021