Los imprescindibles en Semana Santa

Actualizado: 30 mar 2019


En Semana Santa, España se posiciona como uno de los principales destinos tanto para el turismo nacional como para el internacional. El clima y la oferta cultural son los principales reclamos que provoca esta gran afluencia de turistas a los destinos vacacionales. Andalucía, Comunidad Valenciana e Islas Baleares acogen a la gran mayoría de turistas para estas fechas, ya que el buen tiempo y la oferta de playa son dos de los grandes determinantes para escoger estas comunidades, además de las tradicionales y afamadas procesiones de la Semana Santa andaluza.


Cada año aumenta la demanda de destinos culturales y de interior, donde poder vivir las tradiciones de la Semana Santa y a la vez disfrutar de agendas culturales interesantes. Castilla La Mancha se convierte aquí en un referente con destinos Patrimonio de la Humanidad y con localidades cuya Semana Santa está declarada de Interés Turístico Internacional, Nacional y Regional.


Os ofrecemos 5 destinos de Castilla La Mancha para disfrutar de la Semana Santa en este año 2019.


1. Toledo




La capital de Castilla La Mancha cuenta con una oferta cultural incomparable. A su Casco Histórico, museos, iglesias, y demás atractivos, tenemos que sumarle su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional desde 2014. Hablamos de la segunda festividad más importante de la ciudad después del Corpus Christi.

Sus procesiones recorren el interior del casco antiguo ofreciendo a los visitantes la posibilidad de contemplarlas en un marco incomparable. La sobriedad y el silencio son las notas predominantes que acompañan a las cofradías más antiguas de la ciudad. En cambio, las de reciente creación están incorporando bandas de tambores y cornetas o, como en el caso de la Cofradía del Cristo de la Humildad, refundada en 2006 y que hizo su primera estación de penitencia en 2008, incorpora a la Semana Santa Toledana el acompañamiento de la reconocida AM Redentor de Moral de Calatrava.



Como comentaba, Toledo también cuenta con cofradías históricas, la más antigua de España tiene sede en esta localidad y procesiona cada Martes Santo. La Cofradía de la Santa Caridad fue fundada por Alfonso VI en 1085 durante la toma de la capital castellanomanchega. Hoy en día cuenta con 254 cofrades, entre los que un día estuvo El Greco. La imagen del Cristo de la Misericordia y Soledad de los Pobres es una talla de finales del siglo XIII y primeros del XIV de autor desconocido.




2 Hellín (Albacete)


Esta localidad de la provincia de Albacete cuenta con una de las Semanas Santas más bonitas y emocionantes de toda la región. Declarada de Interés Turístico Internacional, su mayor reclamo es la Tamborrada del Miércoles Santo, reconocida recientemente como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, que comienza a las tres de la tarde y no termina hasta que se recoge la procesión de la Oración en el Huerto.


El Jueves Santo comienza a medianoche al terminar la procesión del Silencio hasta la tarde del Viernes Santo. Por último es el Sábado de Gloria cuando comienza la última de las tamboreabas que finaliza el Domingo de Resurrección con la recogida de la procesión del Encuentro. 


Son más de 20.000 personas las que acuden a Hellín para vivir, sentir de cerca participar en esta tradición con tantos años de historia.



3 Cuenca


En la capital conquense se vive la Semana Santa de una manera muy especial, pues es uno de sus principales reclamos turísticos. Declarada de Interés Turístico Internacional, atrae por su gran belleza.





Con motivo de la Semana Santa, Cuenca celebra su Semana de Música Religiosa, este año su 58ª edición, en la que se dan cita destacados intérpretes y conjuntos del panorama musical internacional y español, como la Orquesta Metropolitana de Lisboa con el Coro de RTVE.





Aunque una de las procesiones que más fama ha adquirido es la de Las Turbas que tiene lugar cada madrugada de Viernes Santo y no dejan indiferente a nadie. Las Turbas representan la burla que sufrió Jesús camino de la cruz. Durante el recorrido se producen momentos de estruendo al toque de tambores y clarines, que contrastan con otros de absoluto silencio.




4 Ciudad Real


Ciudad Real celebra con gran devoción cada año su Semana Santa declarada de Interés Turístico Nacional. En ella participan veinticuatro hermandades que procesional desde el Domingo de Pasión hasta el Domingo de Resurrección.


El Viernes Santo realiza su estación de penitencia la Hermandad de las Tres Cruces, que es la más antigua de la capital (1599). Se trata de un bello misterio compuesto por las imágenes de Jesús crucificado entre los dos ladrones Dimas y Gestas, la Virgen, San Juan y María Magdalena.



Cabe destacar por las impresionantes dimensiones de su paso y su peso, el más grande y pesado de toda la Semana Santa ciudarrealeña, el Misterio de la Santa Cena que procesiona junto con el paso de palio de la Virgen de Dulce Nombre.



5. Chinchilla de Montearagón (Guadalajara)


Esta pequeña localidad de la provincia de Guadalajara destaca por un sonido, el que producen las Bozainas cada sábado de cuaresma.


Las Bozainas son un instrumento de viento de más de 3 metros de largo con ruedas para poder moverlos, el sonido grave que producen inunda las calles de Chinchilla de Montearagón, anunciando la llegada de la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Regional.



Once son las procesiones que recorren las calles de Chinchilla recreando episodios de la vida de Cristo, pero es en la mañana del Viernes Santo cuando se realiza uno de los actos más llamativos y antiguos de la Semana Santa, la interpretación del canto de La Pasión del Chinchilla. Un romance anónimo del siglo XV que narra lo ocurrido a Jesucristo desde que es prendido en el Monte de los Olivos hasta su llegada al Calvario.


@sitiosdecastillalamancha


167 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

FELIZ 2021